...

...

viernes, 7 de agosto de 2015

Visión de nubes

como lluvia que borra las huellas. así describiría este día. mi objetivo. si tengo la capacidad de volar, aprender. me quite mi abrigo y descubrí mis alas. estas crecieron un poco. supongo que a su tamaño normal. Arly me ayudo a salir de la cabaña y posar en la pradera antes de caer por esa ladera. koichi se acerco como esperando que ocurriera algo. a nada le tome mucha importancia. así que salte lo mas alto que pude tratando de mover mis alas. primero no logre nada. al segundo salto koichi me miro casi riendo y en el tercero caí mal y Arly me sujeto y me dijo:
- llevas tanto tiempo sin saber que las tenias que no sabes sentirlas. ni si quiera para moverlas. ( ella tomo mis alas y en movimientos lentos abrió y cerro. me dolía al principio, como duele un calambre. koichi se quedo viéndome. eso es lo único que hacia. Arly siguió intentando hasta que dije que parara que lo intentaría yo sola)
- Arly, detente... me duelen. déjame a mi un rato.
- esta bien
Arly retrocedió dos pasos y yo me dispuse a saltar de nuevo. conseguí un segundo en el aire o como lo llamo koichi, un salto mas largo. Arly fue a por koichi y lo jalo hasta mi posición.
- he¡¡¡¡ por qué me traes aquí. estaba bien en mi posición.
- solo te estabas riendo. ayúdala a volar. Faith. koichi será tu entrenador personal.
- QUE¡ ( de parte de koichi y Faith) 
- vamos. yo pensaba que se llevaban mejor. 
Arly es de las personas que he visto poco sonreír. aun en estas condiciones verla no será lo mas maravillo. puede ser que algo este planeando o hay viejas heridas que quiere empezar a tratar. quise ver hasta donde podía llegar y acepte a koichi como entrenador. ojala Clarese estuviera viendo esto. seguro ella también se alegraría por ella. 
- no hay nada mejor que aprender entre conocidos. pero hay mucho mas presión tratando de aprender con conocidos, menos mal no eres mi padre. 
- hoy jugaremos a la madre y al padre Arly. te sumas.
- Ven aquí mi niña ( Arly sonrió de forma repentina. causaba un escalofrío ver como dos se habían unido de esa forma.)
- Esperen¡. no estarán hablando en serio. yo solo quiero aprender a volar. no. no NO. Arly... Koichi ( ambos se acercaban paso a paso a mi, luego Arly corrió a darme un abrazo junto con koichi. fue lo mas incomodo. trate de salir de ahí volando, pero no se volar.)
las cosas pasaron de un tono normal al de sobreprotector de repente. me gustaba que alguien se preocupara por mi pero por otro lado no me gusta que no me deje ni intentarlo. es raro. antes lo hubiese hecho de todas formas en la oportunidad en la cual me vea el menor numero de personas o nadie. koichi siempre estuvo insistiendo en que debía hacerlo sola aunque me cayera. el siguió con mis alas que ya me había acostumbrado algo al dolor de su atrofia. es difícil pensar que si siempre las tuve no sepa volar. pero tampoco tenia conocimiento de ellas, por lo tanto no me arriesgue por mi cuenta. Arly se fijo en mi dolor, varias veces quiso interferir. koichi no lo hiso mas doloroso que ella pero también no me veía de frente. de alguien que esta acostumbrada a la guerra no debería ser así. siempre hubieron casos que nunca mire por estar concentrada en escapar. 
- estas muy callada Faith. 
- siempre lo he sido, y tu lo sabes. 
- quiero decir que para no escribir o dibujar. no has dicho ninguna palabra. pasa algo.
- déjala Arly, de que esta sintiendo dolor es un hecho, pero que lo deje de sentir no la hará crecer. tiene que aprender a vivir con el y así derrotarlo. 
-  no tengo problemas al respecto, pero parece que vas muy rápido no crees. 
- he tenido varios hijos ha los que he criado y ayudado a criar. se de lo que hablo. Faith ahora no estará muy contenta. después disfrutara de los resultados.
- ese es el plan Arly. 
dije yo con una tenue voz. no me da miedo el dolor en si. es mas, aun no se a que le temo en realidad. debe ser algo problemático que te mires a ti mismo y descubras un sobre sin fondo. no tengo las limitaciones  que puede presentar cualquiera. pero en si mismo son las fortalezas que me faltan a veces para decir, tengo un rumbo al cual me debo seguir. quien se cruzara con migo. a quien reconoceré como amigo. Luu, hecho de menos pelear con tigo. 
para el final del día. podía mover mis alas a voluntad propia. koichus y Arly al fin se habían puesto de acuerdo en algo y ambos me dijeron que debía tenerlas descubiertas unos días para acostumbrarme a ellas. no es muy agradable en sentimiento de que tienes algo nuevo que nos sabias. dependiendo la situación por supuesto. ahora es una ventaja que estoy aprendiendo a usar. incluso bajo este cielo parezco olvidar que estamos en guerra y en cualquier minuto todo acabara. 
al día siguiente, el objetivo era para mi. mantener la mayor parte del tiempo en el aire. un salto largo. koichi saco sus alas. serio me dijo.
- ejercitaremos lo de ayer pero esta vez tenemos tendrás que intentarlo sola. 
- no hay problema. solo dime como comienzo. 
- chicos. Clarese no esta con ustedes. (dice Arly en un tono preocupante.) 
- pensé que estaba con tigo. 
- ayer pensé que solo iba por unas provisiones. la espere a noche pero tampoco llego. quiza la han atacado. 
repentinamente la tranquila Arly de ayer rebosaba de ira. una ira que se desvanecía en incertidumbre. Clarese solo pudo haber pasado la noche en otro lado, sin embargo es muy sabido por mi y por mis ex compañeros que tanto Clarese como Arly podían pasar una semana sin dormir y no sentir las consecuencias de ello. proseguimos a seguir un rastro de su energía. Arly como Serafín estaba muy bien entrenada en esos aspectos. les dije que yo seguiría intentando volar por mi cuenta. que como ellos podían hacerlo fueran por Clarese. seguían comportándose como si jugaran a la familia. un juego muy conocido en el orfanato. cada uno tomo una de mis manos y me pidieron extender las alas. aunque solo era un vuelo simulado, lo mas cercano que tenia en cuanto a la experiencia era esto. me gustaba. era lo mas libre que me podía sentir. 
mas adelante. atravesando un bosque nos encontramos con la entrada a la base de Plass. Arly fue tan precavida que le dijo que koichi que nos perdiéramos en las pocas nubes que habían en ese momento hasta salir de sus cercanías. ahí fue cuando perdimos el rastro de Clarese. 
ella decidió volver a la cabaña. no quería forzarla a estallar. mas tarde se lo iba a preguntar , con mayor tranquilidad.